Ir al contenido principal

Eric Van der Vleuten y Ludo Philippaerts, el orgullo de competir en familia

 

Eric Van der Vleuten y Ludo Philippaerts en Casas Novas


Eric van der Vleuten y Ludo Philippaerts, dos jinetes con muchas horas de vuelo y con muchos éxitos deportivos a sus espaldas, compiten estos días en el CSI5*-W de La Coruña. Y ambos lo hacen con la compañía de sus hijos, todos ellos, también, jinetes de gran nivel.


El deporte hípico permite tener una carrera longeva, de largo recorrido. Un ejemplo de ello son los casos de Eric van der Vleuten y Ludo Philippaerts, ambos nacidos en 1963, que a sus 58 años siguen en el primer nivel internacional. Los dos se encuentran compitiendo en el CSI5*-W de Casas Novas, concurso en el que coinciden ambos con sus respectivos hijos.


La trayectoria de los dos es muy similar. Tras haber llegado a lo más alto en la alta competición y hacerse un hueco entre los grandes de este deporte, por diversos motivos se alejaron de la primera línea en 2012, regresando unos años más tarde. Eric siguió compitiendo, aunque en concursos de menor nivel ante la dificultad de encontrar caballos top. Ludo lo dejó tajantemente, pero tras perder 30 kilos de peso, ha regresado a la competición siete años más tarde, a principios de esta temporada.


“No hay nada más bonito en el mundo que competir con tus hijos e ir a las competiciones en familia. Es un orgullo poder hacerlo y más cuando se trata de una competición del nivel de Casas Novas. En este concurso compito contra mis dos hijos, somos tres Van der Vleuten, algo que no suele ser muy habitual”, nos dijo Eric, quien sobre sus hijos comenta que “lo que más me gusta de ellos es el entusiasmo que tienen por el mundo del caballo, el fanatismo con el que lo viven. Intentan mejorar cada día, tienen una gran capacidad de trabajo y quieren seguir progresando. Un poco en la línea que yo siempre he mantenido y les he inculcado”.


Eric retornó en 2017 a los grandes concursos y no descarta volver a competir con el equipo neerlandés en Copa de Naciones o en algunos de los campeonatos importantes. “He estado muchos años en la alta competición y he competido muchas veces en el primer nivel junto a mi hijo Maikel. Ha sido un tiempo en el que he disfrutado mucho. No es una puerta que tenga cerrada y si todo va bien y encuentro un caballo para estar, volveré. Al final, a los jinetes nos gusta competir al nivel más alto”.


La saga de los Van der Vleuten y la de los Philippaerts, juntos en Casas Novas


Ludo y su familia


El otro veterano que compite en familia en Casas Novas, Ludo Philippaerts, tomó la decisión de volver a concursar esta misma temporada, después de un buen número de años. “Estuve mal durante mucho tiempo y finalmente logré perder peso hace un año, comenzando a montar a caballo de nuevo. Disfruto mucho haciendo esto y empecé a sentirme tan bien, que en enero comencé a participar en diferentes competiciones, cada vez más difíciles, lo que me ha dado mucha fuerza para dar cada vez un paso más hasta que de nuevo estoy aquí. Siempre me ha gustado venir a competir a La Coruña, así que me siento muy feliz de estar de vuelta”, comenta Ludo en referencia a su regreso a la competición, añadiendo sobre el esfuerzo que realizó para perder tanto peso que “ha sido muy duro, han sido unos 7 meses difíciles, perdí mucho peso, lo que supuso un comienzo muy complicado, pero ahora me siento muy satisfecho de haberlo conseguido”.


Además de su satisfacción por volver a Casas Novas, Ludo resalta la circunstancia de hacerlo para competir junto con dos de sus hijos, los gemelos Nicola y Olivier, que desde hace varias temporadas están siempre entre los mejores del ranking mundial. “Es la primera vez que compito junto a ellos, lo que hace que este momento sea muy especial para mí. Son muy buenos jinetes que han ganado muchas cosas importantes”, comenta Ludo, resaltando que “como jinetes son muy diferentes, pero eso es muy bueno para los dos, porque a veces, por ejemplo, cambian de caballo, se complementan muy bien el uno con el otro y forman un buen equipo. Los dos tienen mentalidad de ganadores”.


Se da la circunstancia de que cuando nacieron Nicola y Olivier, Ludo estaba en España, disputando el Campeonato de Europa que tuvo lugar en Gijón en 1993, un detalle que al jinete belga le satisface recordar. “Nacieron mientras estaba compitiendo en la prueba por equipos. Decidí ir al hospital y después no pude volver para disputar la final individual. Pero definitivamente valió la pena. Todos los padres sueñan con que sus hijos sean los mejores y aunque yo nunca les he forzado en su decisión, siempre mostraron interés por competir con los caballos. Han practicado muchos deportes en su vida, como fútbol, tenis o baloncesto, pero los caballos siempre han sido y son su pasión”.


Ludo tiene dos hijos más, Thibault y Anthony, que este fin de semana se encuentran disputando el CSI para menores de 25 años en Ginebra. “Tengo cuatro hijos y los cuatro son jinetes”, resalta Ludo, que responde con rotundidad cuando le preguntamos si ya se está preparando para entrenar a sus nietos. “Esto mejor que espere un poquito; ahora ya tengo bastante con mis hijos, mejor esperar un poco para empezar a entrenar a mis nietos




Comentarios

Entradas populares de este blog

JJ OO (saltos de obstáculos) 3/7 de agosto...en directo

orden de salida, horarios y resultados Live P.P.V íntegro

CSI **** Opglabbeek 12/15 de agosto...en directo

orden de salida, horarios y resultados Live

CH-EU-S/CSI *** Riesenbeck 1/5 de septiembre...en directo

orden de salida, horarios y resultados Live 3:45 p. M. - 5:00 p. M. |   ZDF Campeonato de Europa de Salto Riesenbeck